"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

31 enero 2017

"Pudor", Santiago Roncagliolo

Es una novela amena y llevadera, narrada -alternadamente- desde la perspectiva de distintos miembros de la familia de clase media: padre, madre, hija adolescente, hijo pequeño, abuelo y hasta gato. 
Distintas temáticas familiares y sociales quedan expuestas, especialmente las relativas a la sexualidad.
Resulta una lectura amable y poco pretenciosa, con cierta frescura, que no ofrece mayores sorpresas para un lector avezado. Se maneja casi todo el tiempo en el ámbito de lo previsible, con cierto candor latente en los temas abordados.
En mi humilde opinión (y habiendo ya leído Abril rojo), pienso que el autor no es en absoluto digno de entrar en las grandes ligas de la Literatura, más allá de la maquinaria publicitaria que lo avala.

Porcelanatron, obra del artista chileno Jorge Cabieses Valdes (más info, acá)


La otra crítica, por acá...

No hay comentarios: