"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

29 septiembre 2016

"La forma del agua", Camilleri



Se trata de una novela amena y divertida como todas las del autor, con una pizca de crítica social (en este caso, hace foco en la corrupción política). Al igual que en otra novela que leí anteriormente, la trama policial no es sólida del todo (muchas vueltas innecesarias), lo cual suele pasar inadvertido gracias al ritmo de las tranquilas y hedonistas andanzas del célebre comisario Montalbano, muy salpicadas con histeriqueos con chicas (en este sentido, advierto que el autor construye un lector modelo de género masculino, a pesar de los cual puedo dar fe de que hordas de mujeres son sus asiduas lectoras).
Una novela para pasar el rato, poner la mente en blanco, acercarse mínimamente a la idiosincracia siciliana y no mucho más. Sale como lectura de verano.

No hay comentarios: