"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

25 julio 2016

"La identidad", Milan Kundera


"Heliodora", Leonor Fini

Es una novela corta, que se lee de un tirón. Tiene un ritmo ágil y bastante parejo.
La protagonista de esta historia es una pareja que, luego de varios años de relación, empieza a manifestar una singular forma de desconectarse, de desconocerse. En cierta manera, es una metáfora de los caminos que puede llegar a tomar toda pareja con el correr de los años y las diferencias de personalidad de sus miembros. Me dio la impresión de que la trama comenzaba un poco tarde a desarrollarse, quedando enredada en reflexiones (muy propias de Kundera) que entorpecían la acción y que resultaban redundantes. Sin embargo, una vez que la historia se encauza (y exceptuando algunos diálogos innecesarios), resulta muy amena y atractiva, mostrando situaciones y algunas reflexiones con las que el lector puede llegar a empatizar. El clima que se termina instalando es cercano a lo onírico. El giro que toma hacia el final también resulta muy interesante.
Un texto recomendable.


No hay comentarios: