"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

05 junio 2016

"Arrecife", Juan Villoro


Tomory Dodge

"Leyendo Arrecife es como si yo hubiera sentido la calma y el relajo y las ganas de pasarla bien de Villoro sin la obligación o necesidad de estar escribiendo la Gran Novela Mexicana Contemporánea (porque ya había rendido exitosamente esa asignatura con El testigo)."
 Rodrigo Fresán, en "Playa tomada" 1
Se trata de una novela que se lee rápido, es amena, cuenta de manera lineal una historia en primera persona. El protagonista es un hombre en sus cincuenta, ex adicto, que es invitado por su mejor amigo -Mario Müller- a vivir/recuperarse en un hotel que regentea en el caribe mexicano llamado La pirámide. Este hotel - por obra y gracia de Muller- es un reducto para todos los aburridos de distintas partes del mundo que quieran ir a pasar uno días llenos de adrenalina. A poco de comenzar la novela, hay dos asesinatos que le dan al texto una inclinación policial. Aparecen muchos personajes, casi todos en tonos sepia, esto es: signados por algún tipo de derrota personal. 
Si bien la novela está muy bien narrada -tanto en la estructura general como en el interior del párrafo, donde algunas sentencias son bastante efectivas- el contenido global no logra asombrar ni ofrecer mayores sorpresas. Todo parece mantenerse dentro de los límites de lo esperable. Hay toda una historia beat atrás de los personajes principales y el ambiente es posmoderno al estilo de "Plataforma" de Houellebecq o "La pista de hielo" de Bolaño -que acabo de leer-. La trama está cruzada por distintas problématicas mexicanas, pero sin mucha vena ni profundización, más bien al modo en que podría verlo cualquier extranjero. Es una novela bien escrita y llevadera, pero absolutamente tibia -con un par de puntos interesantes poco desarrollados- que se pierde en el gran mar de textos latinoamericanos al no aportar nada significativo para un lector más avezado.

Al igual que en el caso de otros festejados autores publicados por Anagrama, me resultan desmesurados los elogios de la crítica oficial.



1- Mientras leía el artículo/reseña me preguntaba una y otra vez por qué Fresán le estaba poniendo tanto entusiasmo a la reseña y cómo era posible una zalamereada semejante. Al llegar al final, leo que este texto fue leído en la presentación de Arrecife en Barcelona... Así pues sí!

No hay comentarios: